La expedición encabezada por el capitán Fernando de Rivera y Moncada y el franciscano Joan Crespí Fiol, y que llegó a San Diego el 14 de mayo de 1769, estaba formada por 25 soldados de cuera, tres arrieros que conducían casi 400 reses, y unos 40 nativos de Baja California que venían para gastadores, ayudantes de arrieros y demás quehaceres, armados de arco y flechas. (Francesc Palou, 1787, 65)